Saltar al contenido

Que funcion cumple el espiritu santo en nuestras vidas

Que funcion cumple el espiritu santo en nuestras vidas

Quién es el Espíritu Santo y qué hace

Un cristiano debe entender el propósito y las funciones del Espíritu Santo en su vida. Esto es necesario para el crecimiento y la fecundidad del creyente. Este conocimiento le ayudará a ver la necesidad de obtener constantemente la fuerza del Espíritu Santo.

La semana pasada en Grace Tidings, discutí el Espíritu Santo en la vida de Cristo. En la lección, describí las funciones del Espíritu Santo en la vida de Cristo durante su vida terrenal y su ministerio. El Espíritu Santo estuvo con Él desde el principio hasta el final.

Fue el compañero más cercano de Cristo desde su concepción hasta su muerte y resurrección. Estuvo activo en la concepción de Cristo (Mateo 1:18), en su crecimiento (Lucas 2:40), en su bautismo (Lucas 3:21-22), en su tentación (Lucas 4:1), en su ministerio (Lucas 18-19), en sus milagros (Mateo 12:28), en su muerte (Hebreos 9:14), en su resurrección (Romanos 8:11) y en su glorificación (Juan 16:14).

“La obra del Consolador es clara y sencilla. Él inicia la iglesia. Él inicia el cristianismo como una fuerza vital en el alma del creyente. Lo une en unión orgánica con una Cabeza viva y resucitada. Forma en él al Cristo, la esperanza de gloria. Da testimonio de Cristo. Glorifica a Cristo. Trae a la memoria las palabras de Cristo. Alimenta el alma con la verdad de Cristo. Nos guía a toda la verdad de Cristo. Nos muestra las cosas de Cristo.

¿Cuál es la función principal del Espíritu Santo?

El Espíritu Santo, miembro de la Divinidad, da testimonio del Padre Celestial y de Jesucristo. Es la fuente del testimonio personal y de la revelación. Puede guiarnos en nuestras decisiones y protegernos del peligro físico y espiritual. Se le conoce como el Consolador, y puede calmar nuestros temores y llenarnos de esperanza.

¿Cuáles son las 7 funciones del Espíritu Santo?

Los siete dones del Espíritu Santo son la sabiduría, la inteligencia, el consejo, la fortaleza, la ciencia, la piedad y el temor del Señor. Mientras que algunos cristianos los aceptan como una lista definitiva de atributos específicos, otros los entienden simplemente como ejemplos de la obra del Espíritu Santo a través de los fieles.

¿Por qué necesitamos al Espíritu Santo en nuestra vida?

El Espíritu Santo nos ayuda a evitar las tentaciones y a mantenernos limpios de pecado. El Espíritu Santo nos advierte para que nos mantengamos a salvo del peligro. Nos conforta y nos guía a través de los desafíos. Necesitamos seguir las indicaciones del Espíritu Santo para viajar con seguridad por la vida.

¿Qué hace el Espíritu Santo?

Cuando pienso en el Espíritu Santo, es así como pienso principalmente en Él: Dios con nosotros, ayudándonos y dándonos poder para vivir una vida floreciente que irradie la bondad de Dios. No sé tú, pero yo soy constantemente consciente de mi necesidad de ayuda divina. Cuando mi carne lucha por el control, es el Espíritu el que interviene y me ayuda a ser quien Dios ha creado que sea.

Cuando te sientas impotente o cansado o como si estuvieras fallando en la vida, puedes tener la confianza como creyente de que no estás solo. Puedes empezar cada día sabiendo que el Espíritu Santo está ahí para ayudarte. Él es el poder que te sostiene, te da energía y te mantiene en un camino santo. No dude en invitarlo a entrar.

“Santificado” significa ser apartado como sagrado. Esencialmente, es la purificación del pecado y la maduración espiritual para llegar a ser más parecido a Cristo. Este es un proceso importante para un creyente: dejar atrás lo viejo y convertirse en una persona nueva. Pero es un proceso diario, y toma tiempo.

“Moisés reflejó la gloria de Dios, pero tú y yo podemos irradiar la gloria de Dios. Cuando meditamos en la Palabra de Dios y en ella vemos al Hijo de Dios, entonces el Espíritu nos transforma. Nos asemejamos más al Señor Jesucristo a medida que crecemos “de gloria en gloria”.

La obra del espíritu santo en la vida del creyente

¿Qué fue lo que hizo que el apóstol se pusiera tan nervioso? Porque los gálatas tenían una idea equivocada de la importancia del Espíritu Santo. Comprendían el papel que el Espíritu desempeñaba en su conversión, pero les faltaba su papel de ayudante en la vida continua del creyente. Su nueva vida en Cristo había comenzado respondiendo al Espíritu Santo por medio de la fe, pero ahora estaban tratando de mantenerla por medio del esfuerzo humano, en lugar de confiar en él.

Muchos cristianos de hoy caen en la misma trampa que los gálatas: olvidamos por qué el Espíritu Santo es tan importante. Si queremos evitar ser “gálatas insensatos”, tenemos que responder al Espíritu Santo y a la forma en que se mueve en nuestras vidas.

Jesús fue claro sobre la importancia del Espíritu Santo: “Pero cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará a toda la verdad… él me glorificará porque de mí recibirá lo que os dará a conocer” (Juan 16:13-14). ¿Quieres saber lo que Jesús te dice en tu viaje por esta vida? ¿Quieres ser capaz de escuchar la voz de Dios mientras lees las páginas de la Biblia? Es el Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad, quien te comunica todo eso.

8 funciones del espíritu santo

La Biblia señala varias funciones que el Espíritu Santo desempeña en la vida de las personas hoy en día. Primero, el Espíritu Santo provee convicción de pecado a todas las personas. Juan 16:8 señala: “Y cuando él [el Espíritu Santo] venga, convencerá al mundo acerca del pecado, de la justicia y del juicio”.

Para los creyentes en Cristo, el Espíritu Santo trabaja en formas adicionales. Una de estas funciones es la de servir como ayudante o consolador. Juan 14:16-17 registra que Jesús dijo: “Y yo pediré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce.” La palabra griega traducida como “Ayudante” o “Consolador” (RV) se refiere a uno que es llamado junto a otro, proporcionando la idea de un guía o animador durante tiempos de necesidad. Esto tiene lugar cuando el Espíritu de Dios mora en el creyente desde el momento de la salvación (Romanos 8:9; 1 Corintios 6:19-20).

Una función adicional del Espíritu Santo es guiar al creyente a la verdad. Juan 16:13 dice: “Cuando venga el Espíritu de la verdad, os guiará a toda la verdad”. En lugar de depender de nuestro razonamiento humano, tenemos una guía sobrenatural en la forma del Espíritu Santo que mora en nosotros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad