Saltar al contenido

Que funcion cumple en el organismo el colesterol

Que funcion cumple en el organismo el colesterol

Colesterol Ldl

¿Le dan vueltas a la cabeza los mensajes contradictorios que escucha sobre el colesterol? No es de extrañar. Los investigadores están aprendiendo más sobre el colesterol y las grasas saturadas. Y, a medida que aprenden más, los consejos de nutrición pueden cambiar.

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en los alimentos de origen animal que comemos y también en las células de nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar con normalidad y puede fabricar todo el colesterol que necesita. El colesterol en el cuerpo se utiliza para producir hormonas y vitamina D. También desempeña un papel en la digestión.

Otra sustancia incluida en las pruebas de laboratorio de lípidos son los niveles de triglicéridos. Los triglicéridos son un tipo específico de grasa en la sangre. Los triglicéridos elevados pueden ser una señal de que usted tiene un exceso de grasa corporal o puede tener un mayor riesgo de padecer diabetes de tipo 2. También pueden ser una señal de que está consumiendo demasiadas calorías, especialmente de cereales refinados o alimentos y bebidas con azúcares añadidos. Los triglicéridos también pueden ser elevados en personas que fuman o beben demasiado alcohol.

Si hay demasiado colesterol en el organismo, éste se acumula. Esta acumulación cerosa, llamada placa, se adhiere al interior de las arterias. Cuando las arterias se estrechan y se obstruyen, es difícil que la sangre fluya por ellas. La obstrucción puede provocar un coágulo de sangre, un derrame cerebral o una enfermedad cardíaca.

¿Cuáles son las tres funciones importantes del colesterol en el organismo?

Datos sobre el colesterol

En nuestro organismo, el colesterol cumple tres funciones principales: Ayuda a la producción de hormonas sexuales. Es un bloque de construcción para los tejidos humanos. Ayuda a la producción de bilis en el hígado.

¿Cuáles son las 4 funciones del colesterol en el organismo?

El colesterol contribuye a varias funciones corporales, como la construcción y reparación de células, la producción de bilis y la producción de hormonas. Cuando se mantiene en niveles normales, una persona tiene un factor de riesgo menos para desarrollar una enfermedad cardiovascular.

El mito del colesterol

Suscríbase a nuestro boletín mensual gratuito para recibir consejos, información y ayuda práctica para controlar el colesterol. Haciendo una sencilla prueba de colesterol y realizando cambios positivos en el estilo de vida, la mayoría de las personas pueden mantener sus niveles de colesterol saludables.

Existen diferentes tipos de colesterol que tienen distintos efectos en el organismo. Es posible que oiga a su profesional sanitario hablar del colesterol LDL y del colesterol HDL, que son los dos tipos principales.

El colesterol LDL suele denominarse “colesterol malo” porque su exceso puede obstruir las arterias y provocar problemas de salud en el futuro, como enfermedades del corazón, infartos y derrames cerebrales. El colesterol LDL es necesario en la sangre. Es cuando hay demasiado que es un problema.

El colesterol y otro tipo de grasa sanguínea llamada triglicéridos no pueden circular libremente por la sangre, por lo que el hígado los empaqueta en “paquetes” llamados lipoproteínas, incluyendo el colesterol LDL y HDL.

Una vez en el torrente sanguíneo, una parte del colesterol es transportada de vuelta al hígado y se descompone. El hígado utiliza el colesterol para fabricar ácidos biliares que se liberan en los intestinos para facilitar la digestión. Descomponen las grasas de los alimentos.

Efectos del colesterol en el organismo

Aunque los niveles elevados de colesterol pueden provocar problemas de salud, en particular los relacionados con el corazón, tanto el colesterol como los triglicéridos -otro tipo de lípido- desempeñan funciones fisiológicas esenciales para mantener un cuerpo sano.

El colesterol es un componente esencial de las membranas celulares, que son las estructuras que bordean cada célula del cuerpo humano.1 Sin el colesterol, las células T (un tipo de glóbulo blanco), por ejemplo, no mantendrían sus membranas celulares, lo que provocaría la ruptura de las células.

El colesterol también es necesario para la fabricación de hormonas basadas en esteroides, en particular las hormonas sexuales como la testosterona y la progesterona2. Otras hormonas, producidas principalmente por la glándula suprarrenal, también requieren colesterol para su producción. La aldosterona (la hormona que hace que los riñones retengan agua) y el cortisol (la hormona que es importante para suprimir la inflamación en el cuerpo) son dos ejemplos. El colesterol también debe estar presente para que la piel pueda fabricar vitamina D, que desempeña un papel en la forma en que el cuerpo maneja el calcio y ayuda a mantener la densidad ósea.3

Colesterol alimentario

El colesterol tiene una mala reputación, gracias a su conocido papel en la promoción de las enfermedades del corazón. El exceso de colesterol en el torrente sanguíneo es un factor clave que contribuye a la formación de la placa que obstruye las arterias, que puede acumularse y preparar el terreno para un ataque al corazón. Sin embargo, el papel del colesterol en el organismo no es del todo negativo.

Si sólo ingiere entre 200 y 300 miligramos (mg) de colesterol al día (una yema de huevo contiene unos 200 mg), su hígado producirá 800 miligramos adicionales al día a partir de materias primas como grasas, azúcares y proteínas.

Como el colesterol es una grasa, no puede viajar solo por el torrente sanguíneo. Acabaría en forma de pegotes inútiles (imagine la grasa de tocino flotando en una olla de agua). Para evitar este problema, el organismo empaqueta el colesterol y otros lípidos en minúsculas partículas recubiertas de proteínas que se mezclan fácilmente con la sangre. Estas minúsculas partículas, llamadas lipoproteínas (lípido más proteína), trasladan el colesterol y otras grasas por todo el cuerpo.

El colesterol y otros lípidos circulan por el torrente sanguíneo en varias formas diferentes. De ellas, la que recibe más atención es la lipoproteína de baja densidad, más conocida como LDL o colesterol “malo”. Pero las lipoproteínas tienen una gran variedad de formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias tareas. También se transforman de una forma a otra. Estos son los cinco tipos principales:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad