Saltar al contenido

Que funcion cumple la unidad de tratamiento

Que funcion cumple la unidad de tratamiento

Sistema séptico con unidad de tratamiento aeróbico

Componentes y funciones del tratamiento de aguas residualesPor: Adam Stephenson | Jul 06, 2022El tratamiento de aguas residuales es un proceso complejo compuesto por pequeños procesos individuales que se suman para producir un efluente de alta calidad. Ese efluente se vierte en las vías fluviales que usted y yo utilizamos. En general, el proceso de tratamiento de aguas residuales se divide en tres fases o etapas de tratamiento: tratamiento primario, secundario y terciario. Cada una de estas etapas tiene un papel específico en el proceso global de tratamiento. Para que este artículo sea breve, adoptaremos una visión de 30.000 pies de cada una de ellas. Discutiremos lo que ocurre durante cada proceso y cómo se consigue.

El tratamiento primario implica el proceso físico de sedimentación. En la sedimentación, los sólidos más pesados caen en suspensión y se eliminan del flujo de residuos. El material flotante también se retira del proceso, dejando sólo los sólidos en suspensión para continuar con el proceso de tratamiento. El tratamiento primario se realiza normalmente en un clarificador primario, un gran tanque o cuenca diseñado para ralentizar el flujo y permitir que los sólidos se asienten. Los sólidos que flotan en el clarificador primario se retiran de la superficie y se eliminan. Este paso primario elimina el 80% de los sólidos que llegan a una planta de tratamiento de aguas residuales. Algunos también agrupan las actividades de tratamiento preliminar en esta categoría. El tratamiento preliminar incluye el cribado del material inorgánico del flujo de residuos y la eliminación de la arena o la arenilla. Los tamices de barra atrapan el material grande antes de que llegue a la planta y la arena se elimina por fuerza centrífuga en un ciclón de arena o se deja sedimentar. Esto ocurre rápidamente, ya que no se necesita mucho tiempo de detención para la sedimentación y el cribado en comparación con la parte biológica del tratamiento.

Fabricantes de unidades de tratamiento aeróbico

Los sistemas públicos de agua potable utilizan diferentes métodos de tratamiento del agua para proporcionar agua potable a sus comunidades. Los sistemas públicos de agua suelen utilizar una serie de pasos de tratamiento del agua que incluyen la coagulación, la floculación, la sedimentación, la filtración y la desinfección.

La coagulación suele ser el primer paso en el tratamiento del agua. Durante la coagulación, se añaden al agua productos químicos con carga positiva. La carga positiva neutraliza la carga negativa de la suciedad y otras partículas disueltas en el agua. Cuando esto ocurre, las partículas se unen a los productos químicos para formar partículas ligeramente más grandes. Entre los productos químicos que se suelen utilizar en este paso se encuentran tipos específicos de sales, aluminio o hierro.

La floculación sigue a la etapa de coagulación. La floculación es la mezcla suave del agua para formar partículas más grandes y pesadas llamadas flóculos. A menudo, las plantas de tratamiento de agua añaden productos químicos adicionales durante este paso para ayudar a la formación de flóculos.

Una vez que los flóculos se han asentado en el fondo del agua, el agua clara de la parte superior se filtra para separar los sólidos adicionales del agua. Durante la filtración, el agua clara pasa a través de filtros que tienen diferentes tamaños de poros y están hechos de diferentes materiales (como arena, grava y carbón vegetal). Estos filtros eliminan las partículas disueltas y los gérmenes, como el polvo, los productos químicos, los parásitos, las bacterias y los virus. Los filtros de carbón activado también eliminan los malos olores.

Finalidad de la planta de tratamiento de aguas residuales

Desde el sector de la alimentación y las bebidas hasta el textil, el tratamiento de aguas residuales ofrece a los usuarios la posibilidad de revertir el daño causado a uno de los recursos naturales más preciados. El agua es un recurso vital y, debido a sus propiedades inherentes, ofrece uno de los mejores métodos para transportar los productos residuales tanto en los procesos municipales como industriales.

El objetivo del tratamiento de las aguas residuales es mejorar los procesos que se producen de forma natural y devolver al agua el nivel de pureza deseado. En los municipios, las aguas residuales tratadas se devuelven a un cauce natural. En el caso de las industrias, una vez tratada el agua, puede reutilizarse internamente en la empresa, dirigirse a un sistema municipal de aguas residuales para su posterior procesamiento o devolverse a un curso de agua natural.

Hay dos fases básicas en el tratamiento de las aguas residuales: primaria y secundaria. La fase primaria actúa como un clarificador que da tiempo a las aguas residuales para suspender las grasas y aceites en la parte superior y los sólidos en el fondo. A continuación, el agua se envía a un tanque de aireación para comenzar la segunda fase. La fase secundaria utiliza procesos biológicos para purificar aún más las aguas residuales. A veces hay una fase terciaria en la que puede haber un tratamiento químico adicional.

Planta de tratamiento de aguas residuales pdf

Tan pronto como se utiliza, el agua potable se convierte en agua residual municipal y viaja junto con las aguas industriales y meteóricas desde la parte predominante de las zonas urbanas hasta el sistema de alcantarillado público. Sólo se puede hablar de un drenaje ordenado de las aguas residuales cuando éstas son tratadas en una planta de tratamiento antes de ser vertidas al medio ambiente. Tratadas mecánica y biológicamente, de forma controlada y respetando la normativa, se devuelven al medio natural, con lo que se completa el ciclo del agua.

El sistema de alcantarillado consta de tuberías de diferentes dimensiones, de 25 a 240 cm, así como de una serie de instalaciones tecnológicas, como estaciones de bombeo, instalaciones de desbordamiento, balsas de retención, instalaciones de conexión, cámaras de inspección, trampas de aceite y arena y plantas de tratamiento. En general, los sistemas de alcantarillado son gravitacionales, lo que significa que se utiliza la fuerza del peso para el drenaje de las aguas residuales, ya que el agua fluye hacia abajo. En las zonas llanas y donde se cruzan los cursos de agua, las aguas residuales deben volver a bombearse a los depósitos principales situados en terrenos más altos, lo que se realiza en numerosas estaciones de bombeo. Los sistemas de alcantarillado incluyen 48 estaciones de bombeo con una capacidad anual de 7 millones de m3 de aguas residuales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad